Salté

Mechones de pelo ondean sobre mí, agitados con violencia por el viento. Al viento lo oigo silbar en mis oídos, enfurecido cuando tira de mí queriendo retenerme. Agarra mis ropas mientras yo me hundo en él, cada segundo más cerca de una libertad que será real cuando mis huesos se estrellen contra el hormigón.

Con los ojos clavados en el cielo, una sonrisa se me dibuja en los labios.

Anuncios